Consejos para cocinar la carne de Vacuno

2018-06-11T17:35:35+00:0022 marzo, 2018|Consejos, Ganadería|

Nunca está de más recordar algunos consejos para cocinar la carne de vacuno de la mejor manera y aprovechar así todo su potencial. Vamos a explicarlo de forma sencilla pero tendremos que estar atentos a todos los puntos.

Vacatora - Consejos para cocinar la carne de Vacuno

– La conservación: Tendrás tus paquetes de carne perfectamente envasados al vacío y etiquetados, con los datos de envasado y caducidad. Cuando envasamos, el producto ya ha sido sometido al proceso de maduración en seco, así que puedes empezar a consumirla si quieres. Refrigerada en sus bolsas y siempre a menos de 4 grados, puedes tenerla en el frigo unos cuantos días y si no la vas a usar, la puedes congelar y te puede durar meses.

– Preparación: Sacaremos la carne del plástico y dejamos que se atempere, es decir, que alcance la temperatura ambiente durante una hora como mínimo. No lavarla con agua, en todo caso con un papel de cocina. La grasa es necesaria para su cocinado, le da sabor y la protege manteniendo mejor la jugosidad. En el cocinado a la parrilla es fundamental.

– Cocinado: La carne de vacuno no necesita que la temperatura de su interior tenga que alcanzar altas temperaturas como en otras carnes. Esto permite dejar el interior de la carne más o menos cruda, y en todo caso, ligeramente poco hecha. Para esto es importante poner la parrilla o plancha o sartén bien caliente. Dejad que se selle correctamente antes de intentar moverla para darle la vuelta, movimiento que dependerá del grosor de la pieza. La sal mejor echarla cuando el lado a salar esté sellado. Un truco muy argentino es girar la carne con hueso, tipo churrasco, cuando el interior del hueso parece que sangra. Si vais a cocinar al horno, tened en cuenta pre-calentar siempre el horno antes de introducir en el los alimentos.

– Reposo: Este es el momento clave, en el que hay que controlar la ansiedad de cortar el primer trozo y llevártelo a la boca. Es muy importante que la carne cocinada REPOSE al menos 3 minutos antes de meterle el cuchillo. De esta forma se reparten los propios jugos por la pieza y queda realmente exquisita.

No es nada complicado pero si se hace bien , el resultado es fantástico.